Realidad virtual Realidad virtual

un cine mental para la compra de autocaravanas

La digitalización revoluciona la experiencia del caravaning. Y esto comienza en el momento de la compra. Los mundos virtuales le permiten a los futuros compradores configurar su nueva autocaravana tranquilamente, e incluso dar la primera vuelta de prueba.

Este camper eléctrico viaja por la “Autostrada” con dirección al mar. Las pantallas en las ventanas laterales indican las principales atracciones turísticas de la ruta. Y cuando cae la noche, uno puede recostarse y relajarse y no despertarse hasta llegar a la posición de estacionamiento programada con vistas al mar. Esto que hoy en día ya se puede experimentar como una demostración virtual permite vislumbrar cómo será el caravaning del futuro. Con las gafas de realidad virtual, el visitante se sumerge en el futuro de la autoconducción y experimenta un viaje al sur dentro de una autocaravana autónoma.

Configuración virtual en lugar de gruesos catálogos

Sin embargo, el foco de la aplicación de realidad virtual, que se desarrolló en el Campamento de Innovación del Grupo Erwin Hymer, se centró en un aspecto diferente. Los desarrolladores, que conocen muy bien el día a día en el camper, saben muy bien que el proceso de selección de una nueva autocaravana suele implicar catálogos y listas de precios de un dedo de grosor sobre las mesas, y largas noches de investigación en Internet sobre planos o equipamientos especiales. Muchas veces el placer de poder finalmente empezar las tan deseadas vacaciones con la nueva autocaravana está precedido por este agotador proceso de selección. Y una vez que se han definido los deseos y se han marcado las opciones adecuadas, los potenciales compradores quieren inspeccionar una última vez el objeto deseado antes de firmar. Sin embargo, no es raro que el distribuidor más cercano no disponga del modelo correspondiente.

 

La realidad virtual es entonces la palabra mágica que abrirá una nueva dimensión en el proceso de compra de autocaravanas y caravanas en el futuro. Con las gafas de realidad virtual puestas, los clientes potenciales pueden ser transportados al interior del vehículo deseado para probar diferentes diseños o cambiar configuraciones de muebles, colores y telas a voluntad, independientemente de dónde se encuentren realmente. La tecnología digital de 360° permite recorrer el vehículo y abrir cajones y puertas. La experiencia no tiene nada que envidiarle a un recorrido por un vehículo de exhibición real. En el futuro, ya no se necesitarán objetos de exhibición reales para decidir si un vehículo es demasiado pequeño o demasiado grande: con las gafas de realidad virtual será suficiente.

Atractivo para socios comerciales

La tecnología de realidad virtual puede ser un ejemplo concreto de las ventajas de la digitalización, especialmente para los socios comerciales, ya que ofrece la posibilidad de reducir la cantidad de vehículos en stock, y al mismo tiempo proporciona una impresión realista de cada variante de equipamiento. La ventaja de la realidad virtual también puede experimentarse concretamente en los vehículos CROSSCAMP: desde el asiento del acompañante girado en sentido contrario a la marcha se pueden visualizar en cuestión de segundos las diferentes configuraciones de asientos gracias a las gafas de realidad virtual. También se puede observar la cocina extraíble, que transforma la CROSSCAMP de una autocaravana compacta en una furgoneta espaciosa. Cuando se desciende del vehículo con las gafas de realidad virtual, se puede ver la CROSSCAMP desde el exterior y recorrer el programa de colores y ruedas hasta encontrar la CROSSCAMP elegida. Lo único que todavía no se puede hacer es salir conduciendo.